Colisiones Cósmicas I

La UNED en TVE-2

El universo, aparentemente, parece estable. Sin embargo, el universo es violento. La mayoría de los cuerpos cósmicos que conocemos (planetas, lunas, anillos) siguen órbitas estables, pero existen cuerpos menores, los cometas y asteroides; la mayor parte de ellos están enclaustrados en órbitas estables, pero aquellos que no tienen una trayectoria estable pueden provocar cruces con las órbitas de otros planetas. En algunos de estos cruces, puede producirse una coincidencia de cuerpos dando lugar a una colisión cósmica.
El profesor y exdirector de programas de la NASA en España, Luis Ruíz de Gopegui, analiza en la primera parte del programa, cómo, por qué y qué efectos producen estas colisiones. Además, explica y repasa las colisiones más representativas dentro de nuestro sistema solar, como son las acaecidas en: Chicxulub en la península del Yucatán, responsable de la desaparición de los dinosaurios; el impacto en Tunguska (Siberia) y el fragmento del cometa Shoemaker-Levy en el planeta Júpiter.

Una propuesta de María Begoña de Luis

María Begoña de Luis Fernández profesora del Departamento de Física de los Materiales, Facultad de Ciencias , UNED

Luis Ruíz de Gopegui Miguel astrofísico, NASA