El regreso del hombre a la luna (III). ¿Cómo será una base lunar permanente?

La UNED en TVE-2

Al final de la década de los 60 el hombre pisó por primera vez la luna. Todo parecía indicar que los habitantes de nuestro planeta iban a conquistar ampliamente su único satélite natural. Tras seis breves excursiones, los astronautas llegaron a la luna y recorrieron una pequeña parte de su árida y polvorienta superficie y hasta nuestros días no se ha vuelto a regresar al satélite. Ahora, en los comienzos del siglo XXI es una meta alcanzable regresar a la luna con la intención de construir una base lunar permanente para realizar una exploración más completa del satélite y establecer un observatorio astronómico. Dentro de la serie de la UNED sobre el regreso del hombre a la luna, hoy veremos cómo construir una base permanente lunar. Aunque existen inconvenientes como la lucha ante la gravedad, los meteoritos, la radiación, las temperaturas extremas, etc., con los avances actuales y el aprovechamiento de las ventajas lunares, sí podría ser posible y ofrecería grandes ventajas. Es cuestión de tiempo.

Una propuesta de Mª Begoña de Luis.

María Begoña de Luis Fernández profesora doctora en Ciencias Físicas-Astrofísicas, UNED

Luis Ruíz de Gopegui Miguel doctor en Ciencias Físicas, exdirector de los programas de la NASA