Introducción a la conducción autónoma de vehículos: Sensorización y comunicación V2V, V2I

Los vehículos autónomos que deben circular con seguridad en entornos poco estructurados, con escenarios cambiantes, situaciones climatológicas imprevistas o comportamiento aleatorio de los conductores, requieren para la percepción precisa del medio en el que circula de un sistema de fusión sensorial que combine la información procedente de sensores instalados a bordo del vehículo autónomo y de la información transmitida inalámbricamente por otros elementos de la vía, en un entorno de conducción cooperativa.
El vehículo autónomo recibirá información de los sensores instalados, tales como bus CAN,
cámaras de visión estéreo, GPS, IMU, Radar, Lídar, ultrasonidos, etc., integrándola con la información de otros usuarios de la vía utilizando el estándar de comunicaciones inalámbricas como V2V (vehículo a vehículo) y V2I (vehículo a infraestructura) empleando tecnología ITS-G5 (Intelligent Transport System) diseñada para operar en la banda de frecuencias de 5.9 GHz. Esta fusión sensorial, normalmente realizada mediante filtros bayesianos, es conocida como percepción cooperativa y permite tener mapas dinámicos del entorno de gran precisión, necesarios para circular con seguridad de forma autónoma.

Juan Pérez Oria catedrático de Universidad, Universidad de Cantabria