Las difíciles transiciones a la edad adulta en España

29/02/2012
Visto: 55 veces

El niño tiene 35 años y sigue viviendo en casa. Esta peculiar situación , en ocasiones está avalada por los propios padres bajo la idea de que los hijos pueden hacer casi todos los planes personales sin necesidad de abandonar el hogar familiar. Sin embargo muchos investigadores afirman que la transición a la vida adulta no depende tanto de factores biológicos como de acontecimientos sociales, Las nuevas condiciones socioeconómicas están favoreciendo una identidad transitoria de "joven para siempre", que tiene los derechos y las ventajas de ser adulto, con libertad y autonomía suficientes para decidir sobre sus asuntos pero sin las obligaciones y responsabilidades adultas.

Teresa Jurado Guerrero profesora del Departamento de Sociología II, UNED

Luis Joaquín Garrido Medina catedrático de Sociología II, UNED

Ana Isabel Ventureira Pedrosa redactora - locutora, CEMAV, UNED