La educación del ciudadano romano

15/11/2019
Visto: 106 veces

La tradición romana otorgaba al padre el deber de instruir al hijo. Pero la mayoría delegaban en un maestro o lo mandaba a la escuela, el ludus, donde permanecían juntos niños y niñas desde los siete hasta los doce años de edad. El aprendizaje progresivo constituía la primera fase de la educación de los hijos de los ciudadanos romanos, siempre en contacto con la madre como primera transmisora de los valores morales. Lectura, escritura, cálculo y música, comprendían las primeras etapas del aprendizaje hasta que el niño frecuentaba la escuela propiamente dicha, donde se le enseñaba la gramática y la aritmética.

Miguel Ángel Novillo López profesor del Departamento de Historia Antígua, UNED