Pensar visualmente: el concepto del Trabajo Fin de Grado en Historia del Arte

02/06/2016
Visto: 126 veces

Aparentemente al elegir como TFG la ideación y el montaje de una exposición de arte, parecería que la intención es que el alumno sea capaz de plantearse todos los problemas "reales" que derivan de este trabajo: problemas de localización de obras, de conservación, la elaboración de las fichas técnicas de las obras y finalmente la ideación de un cierto propósito al reunir todas esas obras con un título determinado y por lo tanto con una determinada intención o propósito. Todo eso es cierto.
Pero también este ejercicio persigue conseguir en el alumno una relación con el arte distinto al habitual, mediante su análisis individual para formar parte de un todo, se exige una "visualización" detenida de la obra, de lo representado y de su sentido simbólico.
Es también necesario ejercer un pensamiento visual asociativo para entender, trascendiendo razones de tipo "teórico" o "crítico", las relaciones "formales" entre obras de un mismo autor o de distintos autores. Por todo lo cual, lo que a primera vista parece exclusivamente un acercamiento a los aspectos más reales y prácticos de la posible preparación técnica de un alumno de Historía del Arte, es también una invitación para aprender a "pensar" visualmente.

Amparo Serrano de Haro Soriano profesora del Departamento de Historia del Arte, UNED