El robo de la palabra comunicación

23/01/2018
Visto: 344 veces

La comunicación está vinculada a los actos fundamentales del ciudadano, es un asunto de todos. Implica diálogo, participación, interacción, transformación. El poder que ejercen los llamados medios de comunicación como emisores, refuerza el papel del ciudadano como receptor pasivo de información y de alguna manera secuestran el significado de la comunicación. La conectividad, las tecnologías digitales, las redes sociales pueden favorecer el desarrollo de un modelo distinto de comunicación, en el que se establece una relación de igual a igual entre los participantes en el proceso.

Roberto Aparici Marino director Máster Comunicación y Educación en la RED, profesor de la Facultad de Educación, UNED

David García Marín periodista, investigador y docente, especializado en comunicación y educación