¿Cómo eran las bodas romanas?

El día de la boda la novia vestía un manto color azafrán y sobre los cabellos un velo de color naranja y una corona de flores. El arúspice o adivino examinaba las vísceras de un animal sacrificado para comprobar que los dioses eran favorables al enlace.

Irene Teresa Mañas Romero profesora de Historia Antigua, UNED