¿Cuál era la ciudad más poblada de la monarquía española en el siglo XVI?

Nápoles. Era la capital más influyente después de Madrid. Cualquier noble que emprendiera una carrera política aspiraba a ser nombrado virrey de Nápoles, lo que le daba el control de la hacienda más caudalosa de todos los territorios de la monarquía, de la que salían los recursos para las campañas bélicas españolas en Europa.

Diana Carrió-Invernizzi profesora del Departamento de Historia del Arte , UNED