Manuel Fraijó y Wolfhart Pannenberg. 2ª parte

07/11/2014
Visto: 226 veces

Manuel Fraijó y Wolfhart Pannenberg

La mayor aportación de Pannenberg fue su insistencia en que no se olvide que el cristianismo no es solo sentimiento, también es pensamiento. Desde el principio hubo diáconos y doctores. El cristianismo, además de ser sentido, vivido y practicado, tiene que ser algo pensado. De una primera fase en la que relacionaba Dios y evidencia, pasó a hablar de Dios como problema, hipótesis, futuro: "la forma de ser de Dios es el futuro".

Antonio García-Santesmases Martín-Tesorero catedrático de Filosofía Moral y Política, UNED

Manuel Fraijo Nieto catedrático emérito de Filosofía de la Religión, UNED