Talento y Creatividad

30/05/2015
Visto: 95 veces

Se acabó el mito de que los genes mandan, los genes dictan o determinan. También se acabó el mito de que la inteligencia de un individuo es una cantidad fija que no se puede aumentar. Concepto a concepto se está descifrando un nuevo lenguaje del genoma e introduciendo la noción de que nuestras propias experiencias pueden marcar nuestro material genético, de una forma, hasta ahora desconocida y que estas marcas pueden ser transmitidas a generaciones futuras para bien o para mal. A lo largo de la vida un cerebro ordinario puede conseguir niveles muy alto de talento y creatividad.

Juliana Manrique Alonso economista y coach

Isabel Baeza Fernández redactora - locutora, CEMAV, UNED