Faraday y la inducción electromagnética

Las centrales eléctricas; ya sean hidroeléctricas, térmicas o nucleares; el alternador de nuestro coche; la vitrocerámica de inducción; nuestro cepillo de dientes eléctrico… Son algunos ejemplos de la aplicación tecnológica del fenómeno de la inducción electromagnética, descubierta por Michael Faraday en 1831. Un hallazgo fundamental para el desarrollo de la tecnología eléctrica. La historia de la física conoce pocas hazañas que hayan tenido una influencia tan profunda sobre la civilización. La industria eléctrica de nuestros días es tributaria de este hallazgo. La historia de la física conoce pocas hazañas que hayan tenido una influencia tan profunda sobre la civilización.

María Mar Montoya Lirola coordinadora del Grado en Física. Facultad de Ciencias, UNED

Juan Ramón Andrés Cabero redactor - locutor CEMAV, UNED