La inclusa de Madrid

24/09/1999
Visto: 602 veces

La UNED en TVE-2 - Aventura del Saber -

A comienzos del siglo XIX un cincuenta por ciento de la población española estaba inmersa o próxima a la pobreza, lo que suponía el abandono de un gran número de niños en las puertas de las iglesias y portales, en fuentes, pozos e incluso en la basura. Para intentar asegurar la supervivencia de estos pequeños se había creado en 1567 en Madrid la Casa de Expósitos de San José, fundada por la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad. La institución era popularmente llamada la Inclusa, una palabra procedente de Enkuissen, la localidad holandesa desde la que un soldado trajo la imagen de la virgen que fue colocada en la capilla. La Inclusa vivió una etapa oscura a partir de 1606, durante los años que quedó bajó el patrocinio real. Mal gestionada y con pocos recursos, se convirtió en un lugar insalubre y lúgubre con una exagerada mortalidad infantil. La posterior gestión de las Juntas de Damas Nobles, que realizaron algunas reformas importantes en cuanto a organización e higiene, mejoró las condiciones de la institución y permitió alargar la esperanza de vida de los niños abandonados.

Una propuesta de Florentina Vidal y Benicia Vidal.

Florentina Vidal Galache profesora del Departamento de Historia Contemporánea, UNED

Benicia Vidal Galache médica e historiadora

Sor Máxima Gómez hija de la Caridad

Diana Bariego investigadora

Paz Rodríguez de Velasco directora, Residencia de Mayores del Colegio de la Paz