¿Les extrañaba a los romanos cómo se alimentaban otros pueblos?

Roma concibió la alimentación como una característica que diferencia a las culturas entre sí, y relatan las extrañas costumbres alimentarias de otras civilizaciones. La literatura romana aludió en numerosas ocasiones a la diferencia en las costumbres alimentarias para hacer evidente la superioridad de su civilización sobre otras. Este recurso se utiliza con frecuencia poniendo como ejemplo tres elementos clave de la alimentación romana: trigo, vino y aceite, cuya ausencia en otras culturas se quiere poner de relieve.

Irene Teresa Mañas Romero profesora de Historia Antigua, UNED