La devaluación agéntica es más humillante que la comunal. O por qué “¡¡inútil!!” duele más que “¡¡mala persona!!”

20/04/2021
Visto: 44 veces

José Antonio González del Puerto y Saulo Fernández Arregui