Colegio de Huérfanos de Ferroviarios: pasado, presente y futuro del ferrocarril en España

Para encontrar los orígenes del ferrocarril español hay que viajar hasta Cuba. En la por entonces provincia española se construía en 1837 la primera línea La Habana-Güines. Pocos años después, en 1848, nacía la conocida línea Barcelona-Mataró, que inauguraba la historia del tren en la península ibérica. Desde entonces, muchas han sido las vicisitudes de este medio de transporte cuyos avances han sido paralelos a los de la propia España. Actualmente nuestro país es un referente en alta velocidad. El sector se encuentra en un momento de cambios, de expansión y de oportunidades como las que presenta la revolución tecnológica. Una situación que va a demandar, en los próximos años, profesionales cualificados especializados en el sector ferroviario. Un futuro prometedor para los ingenieros que se forman en la escuela de Ingenieros Industriales de la UNED. Pero hoy queremos acercarnos al pasado, presente y futuro del ferrocarril en España junto a una asociación muy especial que, entre otras funciones, también se preocupa por la formación en el ámbito ferroviario. Se trata del Colegio de Huérfanos de Ferroviarios, fundado en 1922. Para su función educativa, cuenta con un Centro de Innovación y Desarrollo que proporciona a sus alumnos un futuro lleno de oportunidades.

José Carpio Ibáñez director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, UNED

Pedro Pablo Pascual González jefe de Estudios del Centro Superior de Innovación y Desarrollo, Colegio de Huérfanos Ferroviarios

Santiago Pino Jiménez secretario, Colegio de Huérfanos Ferroviarios

Javier Martínez Sánchez director, Centro Superior de Innovación y Desarrollo del Colegio de Huérfanos Ferroviarios