Cómo reducir el consumo de combustible con una conducción más eficiente

La conducción eficiente, también conocida como ecoconducción o ecodriving consiste en una combinación de técnicas de conducción y cambio de hábitos al volante cuyo objetivo es el máximo ahorro de combustible. Si aplicamos estas medidas al transporte público pueden resultar muy eficaces. En primer lugar, porque reducen el impacto ambiental causado por las emisiones de CO2. En segundo lugar, porque disminuyen los costes vinculados al combustible, un incremento de precios que termina pagando el ciudadano a través de las tarifas. La UNED forma parte de un grupo de investigación que ha desarrollado un sistema de aprendizaje para reducir el consumo energético mediante técnicas de conducción eficientes. En él participan conductores profesionales de las flotas de transporte público de varias ciudades. Un proyecto innovador, en expansión y en el que se estima que se puede lograr entre un 5 y un 10% de ahorro medio de combustible.

Gabriel Díaz Orueta profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica, Electrónica, Control, Telemática y Química Aplicada a la Ingeniería, UNED

Xabiel García Pañeda profesor de la Universidad de Oviedo y subdirector de Relaciones Internacionales y Movilidad, Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón