Juegos de reyes

17/01/2015
Visto: 151 veces

El juego era privilegio de reyes, y era así porque el ocio era exclusivo de los mismos. El teatro, la danza, las justas o torneos. La iluminación con antorchas y faraones que permitían jugar la sortija hasta la hora de la cena. Cuando los reyes salen de sus palacios y convierten los jardines en su gran salón de juegos con Luís XIV como ejemplo claro, toman protagonismo distracciones como los laberintos que podían ser de distintas formas y complejidad, para niños y para mayores y hasta con mensaje filosófico. Juegos como "El nocturnal" del que poco nos ha quedado o el precursor del golf, "El mallo" del que podemos ver una magnifica muestra en los jardines del palacio del Real Sitio de la Granja de San Ildefonso.

Eduardo Juárez Valero cronista oficial del Real Sitio de San Ildefonso

Isabel Baeza Fernández redactora - locutora, CEMAV, UNED