La situación ecológica de los ríos españoles: el caso del Tajo en el proyecto Attenagua

El río Tajo, el más largo de la Península Ibérica, no funciona como un río. Aunque no está mucho peor que otros en materia de contaminación, no posee la capacidad de autodepuración necesaria, que se activa por la dinámica de las crecidas y los periodos de estiaje. Una situación que conlleva importantes consecuencias ambientales, pero también económicas y sociales. Esta es una de las recientes conclusiones que se extraen del proyecto Attenagua, que se ha desarrollado en cuatro acuíferos aluviales de Francia y España. Su objetivo era evaluar la capacidad de autodepuración que tienen los bosques de ribera teniendo en cuenta los orígenes de la contaminación del agua, tanto por la actividad industrial, como por la agrícola. En este programa profundizamos en el caso particular del río Tajo y su situación ecológica con dos investigadores que han participado en este estudio.

Enrique San Martín González profesor Economía Aplicada e Historia Económica, UNED

José María Bodoque del Pozo profesor de la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica, Universidad de Castilla La Mancha (Toledo)

José Luis Yela García profesor de Zoología y Biología de la Conservación, Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica, Universidad de Castilla La Mancha (Toledo)