Atmósferas explosivas

Según se indica en la NTP 876 del INSST, el riesgo de formación de una atmósfera explosiva (ATEX) existe en los procesos y procedimientos de trabajo más diversos, por lo que afecta a casi todas las ramas de actividad. El riesgo de explosión puede hacer su aparición no sólo en cualquier empresa en la que se manipulen substancias explosivas sino también inflamables o combustibles, tales como gases combustibles o polvos

Javier Telmo Miranda profesor del DIEECTQAI, ETSII, UNED