Ayudas y aplicaciones tecnológicas para la educación de alumnos con discapacidad

26/09/2017
Visto: 110 veces

Desde estas videoclases se presentan diversas herramientas que facilitan la comunicación didáctica con el alumno que presenta necesidades especiales diversas.
En ocasiones se trata de aplicar y potenciar ayudas tradicionales que ya existen desde hace tiempo, -a pesar de encontrarnos en un mundo plenamente informatizado- como puede ser el caso del uso de signos, de los diversos tipos de tableros o de las muy conocidas marionetas, proporcionándoles nuevas formas de aplicación. Pero también trata este Módulo V, de que el alumno conozca y empiece a aplicar las enormes potencialidades que las nuevas tecnologías en todas sus facetas pueden proporcionarle en el proceso de comunicación didáctica con su alumno.
Sin embargo, creemos que hay dos criterios esenciales que deben primar en la aplicación cotidiana de la tecnología en educación: la sencillez y la creatividad, con el fin prioritario de lograr ante todo la funcionalidad o utilidad de comunicación didáctica con el alumno. Podríamos decir en este caso de una manera metafórica que el fin justifica el medio empleado. En nuestro caso el fin está claro: lograr establecer una comunicación lo más fluida y efectiva posible con nuestro alumno, para lo que debemos considerar que el medio más caro o más sofisticado no siempre resulta el más idóneo.
Para lograr nuestro objetivo de comunicación pedagógica utilizaremos o modificaremos el uso de diversos medios, y preferiremos en la mayoría de las ocasiones las adaptaciones o programas más sencillos, porque suelen ser los más útiles, no sólo por su reducido coste, sino por su versatilidad de aplicación. Siempre preferiremos un sencillo conmutador a uno más sofisticado, si surten el mismo efecto, o una sencilla adaptación de software a un complicado programa de autor.

José Manuel Sáez López profesor de la Facultad de Educación, UNED

No hay materiales adjuntos