¿Dónde cocinaban los romanos?

La estructura original de la casa romana no disponía de cocina, por tanto la comida se preparaba en un rincón del atrio. Con el tiempo se creó una estancia específica situada detrás del atrio que se denominó coquina.

Mar Zarzalejos Prieto profesora Prehistoria y Arqueología, UNED