¿Qué es eso de “los caballeros que había que subir a grúa?

La realidad dista mucho de lo que nos ha contado el cine. El caballero era un combatiente entrenado desde la niñez. El equipamiento militar de un caballero hasta mediados del s. XIV solía pesar entorno a los 16 kg, de los cuales 12 o 13 correspondían a la larga cota de malla que colgaba exclusivamente de sus hombros.

José Manuel Rodríguez García profesor de Historia Medieval, UNED