¿Después del Concilio de Trento, en Castilla, surgen mujeres que buscan la conversión de los nuevos herejes?

Luisa de Carvajal y Mendoza en 1605 se embarcó hacia Londres para intentar que los anglicanos volvieran al catolicismo. Tiene una personalidad compleja, es más que una misionera, más que una poetisa, más que una espía jesuita, más que una aventurera…. Es una mujer revolucionaria que renuncia a todo por un ideal: quiere ser mártir.

María Esther Alegre Carvajal profesora del Departamento de Historia del Arte, Facultad Geografía e Historia, UNED