Prevención de la conducta suicida

14/10/2021
Visto: 116 veces

Según la Organización Mundial de la Salud cada año se suicidan en torno a 800.000 personas en todo el mundo, lo que supone una muerte cada cuarenta segundos. En nuestro país, el suicidio es la principal causa externa de muerte en los adultos y los jóvenes, lo que pone de relieve la necesidad de emprender medidas contra este grave problema de salud pública. La conducta suicida es un fenómeno multifactorial, plural, interactivo, dinámico y contextual-existencial, Sin embargo, a pesar de ser un grave problema de salud pública prevenible mediante las intervenciones oportunas, persisten muchos mitos y tabús que suponen una barrera para su prevención y para que las personas que luchan contra las ideas y conductas de suicidio busquen ayuda. El abordaje de la conducta suicida requiere, por tanto, coordinación y colaboración entre múltiples sectores de la sociedad, incluidos el de la salud, la educación, los medios de comunicación, organismos de acción social, etc. Estos esfuerzos deben ser sinérgicos y estar integrados, porque ningún abordaje singular es suficiente para una cuestión tan compleja como la del suicidio. Es necesaria la sensibilización, información y formación para abordar este fenómeno humano, que ha estado presente a lo largo de toda la historia y de todas las culturas.

María Fe Rodríguez Muñoz profesora del Departamento Psicología de la Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos, UNED

Susana Al-halabí doctora en Psicología, profesora del Departamento de Psicología de la Universidad de Oviedo, psicóloga general sanitaria y especialista en terapias de tercera generación. Ha sido investigadora del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental y ha participado en varios proyectos competitivos sobre suicidio de la Comisión Europea

Lourdes Nieto Quintas redactora - locutora, CEMAV, UNED