¿Cuándo es injusto introducir diferencias en el trato que se da a los ciudadanos?

La mayor parte de los rasgos que definen la vida de cada persona nos hace acusadamente diferentes. Vigor físico, capacidades intelectuales, formación, conocimientos, habilidades, eficiencia en el trabajo… nos distinguen. La proclamación política de la igualdad es, pues, eso: un ideal o principio político destinado a reorientar la organización de la vida social.

Benito de Castro Cid profesor colaborador de Filosofía del Derecho, UNED

Edith Checa Oviedo redactora - locutora, CEMAV, UNED